Antes de diseñar una estrategia para la transformación digital de tu negocio, haz los deberes.

…Y de pronto, la idea toma forma en tu mente.

Se acabó, voy a empezar ya, o acabaré por no hacerlo nunca.

Ahora lo sabes, ¿Para que retrasar lo inevitable?

Si ya estás decidid@ a iniciar la transformación digital de tu negocio, ya tienes la idea de negocio. Ahora, espera un momento, haz los deberes. Es la hora de fabricar un plan de negocio para tu idea antes de empezar.

Mi consejo es que no empieces este cambio sin antes:

  • Controla tus emociones:

Esta es la primera principal. La era digital ha subido el listón. Debes estar preparad@ para relacionarte con las personas según los nuevos hábitos y lógicas. En tu nueva estrategia, todo estará centrado en las personas. Amigos, familia, empleados, clientes, todos son digitales. A partir de ahora, una crítica será información de gran valor, una queja, una gran oportunidad de mejorar, un fracaso, una gran lección.  Para sacar el mayor partido de cada experiencia debes tener la mente abierta, libre de prejuicios. A la hora de buscar prospectos en el mundo digital, ni se te ocurra, prejuzgar. Haz caso a los datos y a tu instinto personal, pues eso, es lo que genera marca.

  • Concilia tu iniciativa con tus relaciones personales:

Si eres propietario de un negocio, casi seguro que eres una persona ocupada. Iniciar la transformación digital de tu negocio, te va a exigir tiempo y dedicación. Lo normal, es que al principio te traiga más trabajo, y eso afectará a tu agenda. Antes de empezar, sienta a tu pareja , a tus hijos, a tus amigos, en definitiva a todo aquel que vaya a verte menos de lo normal, y díselo con tiempo. Tu gente no debe echarte de menos nunca, si se lo dices con tiempo, además de evitar explicaciones futuras, trabajarás con el apoyo incondicional de los que más te quieren, y eso, eso es importante para ti.

  • Orden en tu entorno:

Crea un espacio exclusivo para esta nueva iniciativa. El departamento de transformación digital no es una moda, es simplemente, necesario.

Si puedes habilitar un despacho para ella, hazlo.

Si puedes habilitar un puesto de trabajo, hazlo.

Si te toca hacerlo a ti, haz un hueco  en tu mesa, crea una carpeta en tu ordenador y otra en notas.

Si eres de lápiz y papel, compra una libreta para ello.

Debes poder anotar una idea en el momento que llega, después, igual es tarde. Cualquier momento es bueno, charlando con unos amigos, practicando deporte, viendo un programa, en una formación, o tu sol@ en la playa. Asegúrate de que no se te escape ninguna idea. Así, podrás consultarlas todas en otro momento y sacarás conclusiones sorprendentes. Lo que estarás haciendo es unir pensamientos en tu consciente, que llegaron separados en el tiempo, pero que juntos, aportan.

 

  • Mantente al día:

La era digital y la era de la formación continua, como aquel que dice, son lo mismo.

¿Qué sucede?

Pues sucede que ahora hay mucha más información de valor a nuestro alcance. Todo se comparte. De manera que si te empeñas, aprenderás a reconocer cual es esa información tan importante para ti, y cuando la estés leyendo, además de informarte, te estarás formando. Esa actualización constante dinamiza tu transformación y en consecuencia la de tu negocio. Puedes tener claro que necesitas utilizar al menos 45 minutos al día en buscar, encontrar, filtrar y leer contenido en la red, de modo que no pierdas tu tiempo y apúntalo ya en la agenda, para luego no dejar de hacerlo.

Cuanto más rápido aprendas, más rápida y asequible  será tu transformación.

  • Busca tu agente diferenciador:

Mientras navegues por la red a diario buscando ese contenido de valor, vas a encontrar infinidad de ejemplos de marca de empresa. Osea, de empresas que habiendo desistido en la idea de enfocarse en el producto, ahora, se enfocan en las personas. Para conectar con el mercado, se centran en crear una marca con valores humanos con los que se puedan identificar sus posibles clientes.

Tu, como propietario de un pequeño negocio, debes hacer lo mismo. ¿Y qué diferencia a tu negocio de los demás?, pues tu.

Tu eres ese agente diferenciador, así que inspírate en lo que veas que te gusta en la red, añádele tu agente diferenciador.

Esta tarea está entre las tres tareas más importantes que harás durante tu evolución digital.

  • Siempre conectado:

¿Llevas un móvil en el bolsillo verdad? Pues utilízalo.

Buscadores, redes, calendario, notas, email marketing, mensajería, edición, archivos, drive,…

El final, es que tu negocio entero esté al alcance de tu mano gracias a tu móvil y a tu capacidad de rentabilizarlo. Si no estás haciendo algo por esta máxima, ni siquiera puedes empezar a hablar de transformación. Empieza por aquí entonces.

  • Analiza tus sensaciones:

A lo largo de toda esta experiencia de acercamiento a lo digital, que se supone antes no estabas haciendo, y en pro de entender mejor a las personas, analiza las sensaciones que tu mism@ tienes, porque esas sensaciones, te ayudarán a entender las de los demás, y aumentarás tu acierto en la comunicacion de tu marca.

  • Define a tu cliente potencial:

Busca patrones en la red, reconoce cuales son propios de las personas a las que pretendes aportar valor con tus productos o servicios, crea un perfil, y perfecciónalo constantemente hasta llegar a algo de verdad concreto. Tu nueva estrategia no es nada, si no tienes claro a quien te diriges. Busca, busca, busca, y cuando encuentres, háblales.

  • Describe tu solución a su problema:

Pero no les hables sin más.

Hazles saber que entiendes su problema, que estás con ellos y que quieres ayudarles. Debes tener para cada producto o servicio, un detalle concreto con formato problema-solución que convenza a tu target de que hablas en serio, de que pueden confiar en ti. Ahora las personas no necesitamos que nos hables de producto, precio, ofertas, tanto como de las cosas más auténticas de la vida, pues estamos empoderados gracias a nuestro teléfono móvil. tenemos el mundo al alcance de nuestras manos, así que hablamos de algo más profundo, importante, definitivo. Algo que de verdad marque la diferencia entre tu y el resto de la oferta.

  • Ahora, crea tu estrategia:

Si sientes que estás controlando tus emociones y sacas provecho de cualquier interacción,

Si sientes que tu presencia digital es poderosa,

Si sientes que vas a empezar para no abandonar,

Si sientes que a diario te preocupas por aprender algo más,

Si sientes que tienes claro cual es tu marca,

Si sientes que sabes a quien contárselo,

Si tu teléfono móvil trabaja más que tu todos los días,

Si te sientes feliz con todo esto,

Ha llegado el momento de ilusionarte con una estrategia que lo cambiará todo de una vez.

Enhorabuena.

Programa TRINUM

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o presiona OK, consideramos que acepta su uso.OK Leer +