4 acciones digitales imprescindibles en un pequeño negocio rentable.

Cada día aumenta en nuestros pequeños empresarios la sensación de necesidad de implementar una estrategia digital en su negocio.

El mensaje les llega por distintos canales:

1.- Como empresario, pueden comprobar como las grandes empresas del país les invitan a gestionar su relación a través de un canal digital. Bien con una App o a través de la web o incluso con los correos electrónicos.

Esto le dice lo que en otras ocasiones: si ahora lo hacen estos, pronto nos tocará a nosotros.

2.- Por otro lado, como usuario de movilidad, todos los días realiza acciones digitales cotidianas formando parte de esta inercia. Sabe que sus clientes también lo hacen y que deberá actualizarse para conectar con ellos.

3.- Los proveedores habituales del pequeño negocio, sea del ámbito que sea, suelen tener mayor dimensión y no es de extrañar que muchos estén viendo en alguno de ellos las primeras señales de esa transformación. Esto se traduce en una sensación de cercanía a dicho cambio.

4.- El fenómeno startup da para muchas conversaciones. En el día a día, seguro que este tema sale en sus conversaciones con otros empresarios junto con política, impuestos, salarios, impagos, etc

Todo estos datos pululan por su cabeza sin terminar de encontrar un sitio donde quedarse.

Es decir, tiene datos, estos han provocado conclusiones, que a su vez han provocado sensaciones, pero no están ordenados.

Además, cuando piensa en ello, dos enemigos  le acontecen intrigantes: el tiempo y el dinero.

Aquí, creo yo, es donde más información necesitan.

En el artículo de hoy, recomiendo un paquete de acciones mínimo viable para un pequeño negocio rentable.

Del tiempo y el dinero ya hablaremos.

Si de ahorrar tiempo se trata, primero siempre “El qué” y después todo lo demás.

LAS 4 ACCIONES IMPRESCINDIBLES:

WEB:

El escaparate virtual. El punto de encuentro.

Para entender el valor de la presencia digital, hay un truco infalible. Solo tienes que pensar en ese empeño que pones en conseguir una experiencia agradable para tu cliente o posible cliente en tu tienda, despacho, almacén, etc

Al ser un punto de encuentro presencial, te comprometes con la imagen, el sonido, el tacto, el olfato e incluso con el gusto, si les invitas a un café. Todo esto en pro de alagar y seducir.

Esto es perfecto si la persona te busca en la calle, pero si te busca en la red ¿Qué?

Hoy en día se da cada vez más el caso de que tu cliente esté en tu negocio y al ver un producto entra en la red en busca de alternativas con las que comparar. No es descabellado pensar que en casa de otros haga lo mismo. Solo por aparecer como alternativa en ese preciso momento, ya es imprescindible que tengas dicha presencia.

No es el único motivo, pero ahora mismo, para que más.

 

GESTION DE REDES:

En las redes no se vende. Se vende en la web, pero si se consigue: autoridad, credibilidad, confianza. A fin de cuentas, prestigio.

Es el boca a boca de toda la vida llevado a lo exponencial.

Es como cuando te gusta una chica y decides intentar conectar. Primero la miras y recibes una impresión visual que te traslada unas sensaciones, luego te intriga y quieres saber más, evitas el contacto frío buscando a alguien que te la presente, alguien que hable bien de ti y que la conozca lo suficiente para poder contarte algo de ella que te de pistas para la siguiente acción. Tras ese acercamiento, provocas el momento adecuado y le diriges las primeras palabras. Tanteas su reacción, y decides cual será tu siguiente movimiento. En el mejor de los casos ha habido feeling y das el siguiente paso, pero suave, sin agobiar, posiblemente un café juntos. Sabes que solo tendrás esa oportunidad, así que afianzas el tiro iniciando la conversación con alguna pregunta no personal pero que demuestre interés y escuchas para fabricar con acierto la siguiente pregunta. Y así hasta que consigues un ambiente relacional natural. En ese momento, cuando todo fluye, es el momento de vender.

La captación de prospectos en las redes sociales funciona exactamente igual.

¿No es fantástico?

La gestión de redes es un pilar fundamental en la estrategia digital de cualquier entidad. En este caso, con un poco de ayuda, un pequeño negocio rentable puede permitirse incorporarlo en lo cotidiano y obtener grandes resultados.

BLOG:

Al hilo de la gestión de redes y al igual que a pie de calle, debes tener un mensaje y debes gestionarlo bien.

Aunque normalmente está incluido en una web, tiene capacidad de sobra para ser independiente. Sirve para fabricar y publicar contenido que conecte y traiga a tu cliente potencial. Textos, infografías, fotografías, video, etc cualquier soporte es válido para decirle a tus clientes, porqué tu, al igual que lo harías en su presencia.

Como siempre cuando se trata de comunicación digital, es el número de personas a las que puedes dirigirte a la vez.

 

POSICIONAMIENTO:

Esto sería el equivalente a tener tu local u oficina, con el mejor cartel, en la mejor esquina de la calle, en el mejor edificio de la ciudad, etc

Que te vean a ti primero y eso impacte, es imprescindible.

Aquí tenemos dos posibilidades:

  • Contratar a un profesional que sepa como llevarse bien con Google y te ayude a llevarte bien a ti, por un precio.
  • Pagar directamente a Google o una red social adecuada para que te presente a aquellos que te interesa conocer.

Según mi experiencia personal, hay que gastar las dos.

 

En fin, es un hecho que tu negocio debe transformarse, y para ello gastarás dinero todos los meses.

Como diría aquel: cuando lo imposible se acaba, llega lo inevitable.

Lo importante es entenderlo a tiempo y buscar información fidedigna para acertar en la estrategia, ahorrando todo el tiempo y dinero posible, pues todo cambio, conlleva un riesgo.

 

 

 

Programa TRINUM

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o presiona OK, consideramos que acepta su uso.OK Leer +